Mi gata y sus gatitos

Con el parto de esta gata tenía miedo, es que nunca sentí que se movieran las crías. Creí que estaban muertas; me preocupaba que tuviera complicaciones y no pudiera ayudarla.

Cuando llego el momento de parir la gata salto a la cama. Si, como lo lees, parió en mi cama. Ese no es problema; al menos para mi. Pero tuve que deslizar periódicos debajo de ella para que los fluidos no llegaran al colchón mientras estaba pariendo. Y mi cobija… ni te digo como quedo. Bueno, ya la tenía que tirar y más ahora; está llena de sangre y líquido amniótico. En serio, si la lavo va a ser para la gata; ya esta para la basura.

No se si los gatos pueden interpretar gestos, espero que no. Puse una cara de asco cuando se estaba comiendo la placenta. Por no saber le sonreí a como pude. Es parte del proceso; vale más no interrumpirlo. Le sirve de fuente de proteínas y es un estimulo hormonal para que produzca leche.

Pobre de ella cuando iba por el tercer gatito me quede dormida; cuando desperté me encontré con dos más. Vaya ayudante que le resulte.

La gata tuvo en total 5 gatitos, todos están prendidos de su teta, menos uno y sin teta no hay paraíso… pero para mi. Si no se arregla voy a tener que darle de comer a uno mientras aprovecha el otro y como que esa idea no me emociona.

En fin, parece que todo esta cayendo en su lugar. Solo espero encontrar un rincón para ella y sus crías.

Insisto ¿Alguien quiere un gatito? La esperanza muere al último.

 

Anuncios

2 thoughts on “Mi gata y sus gatitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s